Con innovadoras propuestas en el campo de la investigación, el ejercicio periodístico y la relación con nuestros clientes, hoy en Indexcol enfrentamos nuevos retos como empresa pionera en la industria del marketing digital en Colombia.

En 1995 el internet apenas llegaba a nuestro país a través de conexión telefónica y para adquirirlo tocaba pedir una cita e ir personalmente a hacer la vuelta en Telecom. Por esta misma época, un ingeniero de sistemas estaba formando su startup de soluciones en tecnología y, aunque no sabía mucho sobre esta nueva herramienta, vio en ella una gran oportunidad y con esfuerzo logró convertirse en uno de sus primeros usuarios en Colombia.

Luego de entender cómo funcionaba, salió a preguntarle a las empresas cuáles eran sus necesidades y a descifrar cómo con los computadores y el internet, podría solucionarlas. Fue así como entendió el potencial de las páginas web no solo como canal de comunicación sino como herramienta capaz de transformar negocios.

“No fuimos a vender sino a preguntar, a escuchar cuáles eran las necesidades del mercado.”
Juan Pablo Ordoñez, Fundador de Indexcol.

En medio del sonido del internet viajando por el cable del teléfono, Juan Pablo Ordoñez abre Indexcol SAS, la primera agencia digital en Colombia con la que empresas como Colpatria, la Fundación Cardioinfantil y Comcel lograron también ser de las primeras compañías con un nombre de dominio propio.

Y, ¿esto por qué es relevante?

Poder decir que somos la agencia digital pionera en Colombia, ha implicado 22 años de duro trabajo. Hemos descubierto que, a pesar de trastabillar un par de veces, la clave para estar en pie sigue siendo preguntar y escuchar las necesidades de la gente, de las empresas que creen en nosotros, sus clientes actuales y potenciales, la industria colombiana, las tendencias de los consumidores a nivel global y, por supuesto, nuestro equipo humano.

No es suficiente con supuestos, ni con creer que sabemos lo que nuestros clientes y sus clientes necesitan, hay que salir a conocerlos, a hablar con ellos. Las mejores estrategias digitales son aquellas fundamentadas en el conocimiento real de la audiencia y en un deseo genuino e informado de tomar riesgos, de sacarla del estadio con algo nuevo. Algo así como comprar acceso a internet en un país que todavía no sabe para qué le sirve.

Nuestra apuesta

A partir de nuestra premisa de innovar desde de la investigación de mercado, hemos descubierto a lo largo del camino cómo las redes sociales y el ejercicio periodístico nos brindan insumos únicos para nuestro trabajo.

Le apostamos a diseñar estrategias digitales a partir de una robusta sala de redacción en la que confluyen los objetivos de negocio y un entendimiento sobre las tendencias, lo que sucede más allá de las paredes de la agencia. Cada cliente es un universo particular con necesidades específicas, así que para cada quien diseñamos un ejercicio de escucha juicioso y único.

Creemos que, así como en las redes sociales, también en las comunicaciones y el marketing de las marcas se debe considerar el factor de la inmediatez noticiosa, de la primicia. Si bien el ejercicio tradicional de conceptualización de páginas web (desarrollo, aprobación del cliente y publicación) es indispensable, cada vez nos acercamos más a un punto en el que será necesario que los anunciantes empoderen y den mayor autonomía a sus agencias digitales.

¿Cómo lograrlo?

Después de un tiempo de iteración, hemos desarrollado una metodología de 3 pasos que nos permite acceder al ADN de nuestro clientes. Creamos un espacio de entendimiento común en el que hay claridad sobre las fortalezas y puntos débiles, sobre el camino recorrido y las nuevas oportunidades de crecimiento. Siendo este el punto de partida antes de cualquier propuesta, logramos en poco tiempo convertirnos en una extensión autónoma capaz de hablar por ellos en los momentos clave, de los temas de los que sus usuarios hablan y en su mismo idioma.

Hemos comprendido que para ser ese brazo digital confiable debemos ir más allá de un brief, hay que aventurarse en las entrañas de las compañías y entender su funcionamiento, su entorno, lo que busca, lo que evita y hacia dónde va.

Así como el internet cambia y se transforma todos los días, las agencias digitales deben buscar una renovación continua, y no solo de un logo o ‘look and feel’, sino una evolución esencial de adentro hacia fuera. ¿Y cómo se prueba la necesidad de estos cambios? Preguntándole a sus clientes si sus esfuerzos se ven reflejados en el retorno de inversión, en nuevos negocios o en su base de contactos efectivos.

En Indexcol nos dimos la vuelta porque queremos seguir asumiendo el reto de ser la agencia digital pionera en en el país y porque la historia da cuenta de nuestra capacidad de reinventarnos una y otra vez.

Nos dimos la vuelta porque lo necesitábamos, al igual que nuestros clientes y la industria digital. Esperamos que, como hace 22 años, podamos marcar un nuevo hito en la historia del marketing en Colombia.