Encontrar el dominio para un e-commerce puede ser tan complicado como definir la marca que va a catapultar tu negocio. Para que no te enredes, a continuación te presento 7 tips para que puedas elegir el más apropiado para la esencia de tu compañía:

  1. Hazlo una marca

Recuerda que la identificación de nuestro negocio en internet es el dominio. Por esta razón, este debe tener una identificación única, ser concreto, memorable y estar directamente relacionado con la marca.

Tu dominio debe estar enfocado en el público al que quieres venderle y debe ser fácil de recordar y comunicar.
  1. Hazlo pronunciable

Gran parte del éxito de tu negocio es estar en boca de todo el mundo, es decir, el voz a voz. Pero esto no será posible si tu dominio es una mezcla de nombres “creativos”, idiomas, letras y números. Si no es fácil de decir o de escribir, todos lo olvidarán fácilmente.

Tu dominio debe ser fácil de recordar y de decir, no debe ser genérico, ni usar guiones, símbolos o números.
  1. Hazlo corto

Entre más corto sea tu dominio, más recordación tendrá. En plataformas de comunicación como las redes sociales, menos es más, así que con un nombre conciso podrás generar más ‘shares’ y, por ende, mayor tráfico y leads en tu sitio web.

Recuerda que no siempre acortar implica perder el concepto, la imagen o la identidad de marca.
Tu dominio debe tener una longitud promedio de 4 a 7 letras, de acuerdo al promedio de letras por palabra en el español. En el caso del inglés, sería de 4 a 6 letras.
  1. Siempre trata de buscar el .com

En términos de dominios de nivel superior o TLDs (del inglés top-level domain), la recordación de las personas por el .com sigue siendo la más alta y, al parecer, nunca pasará de moda. Aunque escojamos TLDs como .store.shop o .club para un dominio, no siempre serán la mejor elección.

En caso de no encontrar el .com, el .net puede ser una muy buena opción puesto que es el segundo TLD con más registros en el mundo. Finalmente, y si no te gusta el .net, desde hace un par de años en Colombia liberó el .co como TLD comercial, así que esta podría ser tu siguiente opción para de tener una dirección web fácil de recordar y de encontrar.

Opta siempre el .com. En caso de que no lo tengas disponible, trata de ir por el .net o el .co para obtener ventaja de la recordación del .com.
  1. Evita que infrinja derechos de autor o de otras marcas

Siempre será importante mantener la originalidad de tu marca, incluso si su producto o servicio es más fácil de recordar a través de otra (cómo el caso de Kleenex, que comercializa pañuelos desechables). De acuerdo a esto, debes evitar tener en tu dominio fragmentos o palabras de otras compañías y de esta manera evitar infringir derechos de autor.

Aunque siempre será difícil diferenciarse, no es bueno copiar nombres o partes del nombre de la competencia.
  1. Hazlo descriptivo

Al igual que con el nombre de la empresa, siempre será de ayuda que tu dominio de alguna manera comunique a tus clientes de qué se trata tu negocio. Esto ayuda a generar recordación sobre tu marca, tu dominio y tu producto.

Un buen ejemplo es www.dropbox.com. ‘Dropbox’ traduce buzón o caja en la que puedes depositar lo que quieras, por lo que podemos intuir fácilmente que Dropbox es una caja o una nube online con servicio de almacenamiento.

Recuerda que el dominio, al igual que una marca, trata de contar una historia en una palabra. ¡Haz valer cada letra!
  1. Usa palabras clave

Desde el punto de vista del posicionamiento orgánico en motores de búsqueda, usar palabras clave (keywords) en el dominio puede ser útil para aprovechar las búsquedas de clientes potenciales.

Por ésta razón es importante que, si tu producto lo permite, las incorpores a tu dominio. Así, puede que tu posicionamiento orgánico sea mejor y las inversiones en pauta digital sean menores.

Las palabras clave como ‘comprar’, ‘recetas’, ‘mejores’ o ‘tips’ son las que más apariciones tienen en las búsquedas de Google.

Espero que estos tips te permitan escoger el dominio perfecto para tu e-commerce y que te animes a arrancar con tu proyecto desde hoy mismo.

¿Te ha gustado mi artículo? ¡Compártelo!