Con la intensión de regresar a sus orígenes, Facebook decidió volver a darle prioridad a la cercanía entre las personas y a la construcción de relaciones. Aunque romántica la idea, hace tambalear a más de una marca y medio de comunicación.

Así que, si su marca es una de ellas, tenga en cuenta que más allá de entrar en una crisis interna es necesario reaccionar rápidamente, reafirmar las estrategias de marketing que se tengan y tomar en consideración algunas nuevas tácticas, como los medios pagos, que probablemente no se venían implementando.

Es por esto que a continuación le dejamos algunas buenas prácticas que puede empezar a implementar:

1. Sáquela del estadio con contenido atractivo y de valor.

Como ya lo hemos visto en otras de nuestras entradas, la clave del éxito en una estrategia de content marketing está en crear contenido innovador, relevante y noticioso para los públicos de interés.

Cuando hablamos de Facebook en particular, se debe partir del hecho de que esta plataforma, a pesar de su nuevo algoritmo, continúa en la búsqueda de convertirse en una herramienta para conseguir información en tiempo real. Por lo que, si de contenido orgánico se trata, seguirá privilegiando asuntos periodísticos provenientes de salas de redacción y servicios de noticias, reduciendo el alcance de las marcas.

Sin embargo, esto no es nada nuevo porque, de hecho, la dinámica ya venía funcionando así. Por esto, lo que es recomendable hacer es reducir la frecuencia de actualizaciones de estado o publicaciones de la marca y más bien, mejorar la calidad del contenido y alinearlo con tendencias del momento para que Facebook lo ubique en un mejor lugar.

2. No olvide las fuentes y la diversidad de contenido:

Encuentre fuentes de curaduría que representen un mejor rendimiento para su marca. Facebook valora cierto tipo de fuentes, por ello procure darle fuerza a sus contenidos con el tipo de referencias que emplee.

Asimismo, procure innovar en el tipo de formatos de contenido que va a entregar a sus usuarios. Entre menor diversidad exista, Facebook mostrará una menor cantidad de publicaciones seguidas de su marca.

Recuerde que los videos en vivo siguen siendo un gran gancho, de hecho, según cifras de la plataforma, las personas pasan 3 veces más viendo un video en vivo en que un video tradicional. Aunque la fuerza de esta herramienta de video se ve evidencie más en Facebook, en otras redes como Instagram y recientemente Twitter, también podrá desarrollar tácticas a través de videos en tiempo real.

3. Mejore sus tiempos de duración:

La gran premisa para empezar a mejorar sus indicadores relacionados con los tiempos es: evitar el clickbait. No engañe a sus seguidores, ni engañe a su marca. Si promete contenido con valor agregado y de verdad va a sorprender a sus usuarios, emplee titulares llamativos, pero no caiga en esta tendencia para ganar clics. Además, así como Google cuenta con métricas enfocadas en el tiempo de duración y el porcentaje de rebote de los usuarios en sus páginas, Facebook ahora tiene en cuenta el tiempo que las personas pasan en un contenido, luego de hacer clic en él. Es decir, que cuando un usuario entra en un enlace de un artículo instantáneo o abre páginas dentro de su ventana interna, la plataforma calcula su tiempo de duración luego de que el artículo deja de cargarse.

4. Es momento de invertir:

Si bien es cierto que será más complicado para las marcas permanecer visibles a través de contenido orgánico, debe tener en cuenta que la red social tiene una de las dinámicas publicitarias más poderosas del mercado y por ende puede generarle un ROI significativo.

De igual forma, debe recordar que en general, las redes sociales trabajan bajo un modelo en el que sí o sí buscan que las marcas paguen por aparecer en el timeline de su público objetivo. Así que no se desanime, porque la verdad es que hasta con un presupuesto de 30.000 pesos (COP) por día puede aumentar su alcance considerablemente.

5. Segmente sus publicaciones orgánicas:

La segmentación por intereses quizá no le parezca un concepto muy ajeno si ya ha implementado alguna campaña de Facebook Ads, sin embargo lo que pocas personas conocen es que esa funcionalidad también la pueden aplicar a contenidos orgánicos con el fin de aumentar considerablemente su alcance.

Por lo tanto, es recomendable que utilice esta herramienta para seleccionar una segmentación para cada publicación orgánica en función del tema, intereses o información demográfica de sus seguidores. La lógica de este asunto es que a pesar de que probablemente alcance a un menor número de personas, logrará generar un mayor número de interacciones por parte de los verdaderos interesados y de todas formas contribuirá con el porcentaje de alcance.

En el entorno digital en el que nos encontramos con unas dinámicas altamente cambiantes es necesario actuar ágilmente y a conciencia para evitar que la marca se vea perjudicada reputacionalmente y pierda visibilidad.